• Pregunta: ¿Qué te impulsó a querer estudiar e investigar a unos seres que desaparecieron hace tantos años sabiendo que es posible que os falten datos para poder desarrollar una descripción verídica?

    Preguntado por DennAuri a Verónica el 13 May 2017.
    • Foto: Verónica Díez Díaz

      Verónica Díez Díaz contestada el 13 May 2017:


      Una cosa que tiene la Ciencia (tanto buena como mala) es que los resultados de ninguna investigación van a ser ciertos al 100%, y eso pasa con las matemáticas, con la física, la paleontología,… etc. Y, ¿por qué digo que es bueno? Porque es un incentivo para seguri investigando y descubriendo cosas, mira la física sin ir más lejos, las teorías de Einstein ya están siendo revisadas 🙂 Por eso solemos utilizar los términos “teoría” e “hipótesis”, y no “confirmación” o cosas así.
      Sí que es verdad que en paleontología ese nivel de incertidumbre es muchísimo mayor que en otras ramas de la Ciencia, ya que estudiamos cosas que desaparecieron hace millones de años y que no van a volver. Pero la paleo, como cualquier otra ciencia, avanza rapidísimo. Hace apenas 20 años aún se continuaban con los trabajos clásicos: cojo estos huesos que he sacado de esta excavación, los limpio, los describo uno a uno, me imagino como era el animal vivo (hipótesis), y ya está. Ahora utilizamos métodos muy modernos:
      – usamos tomografias computerizadas para estudiar el interior de los huesos, e incluso ver cómo era el cerebro de los dinosaurios (http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/23/ciencia/1358961183.html)
      – usamos programas informáticos que se utilizan en medicina para estudiar el movimiento de los dinosaurios y reconstruir su musculatura de un modo más verídico que hace años (esto es lo que estoy haciendo yo ahora) (http://www.animalsimulation.org/files/84eab05587dbe0bdcd72eb098a692afe-7.html)
      – digitalizamos los huesos para poder estudiarlos en el ordenador con más facilidad, por ejemplo se han hecho estudios acerca de la fuerza de la mordida de un T. rex.
      – con el Microscopio Electrónico de Barrido se puede estudiar el desgaste de los dientes y así ver de qué se alimentaban los dinosaurios (de estos estudios he hecho yo también).
      – se pueden hacer análisis histológicos (de las células del hueso) y así ver cómo crecían, si era un juvenil o un adulto, etc.

      Y muchas cosas más, ¡y las que nos quedan por aprender e investigar! Los dinos siempre te llaman la atención cuando eres un niño, y la verdad es que en ese momento lo único que piensas es en que quieres estudiarlos porque te molan. Pero luego ya ves todas las cosas que puedes hacer con un sólo hueso… Y cada vez estamos más cerca de poder decir con más seguridad cómo eran los dinosaurios en vida 🙂 ¡Es fascinante!

Comentarios